20/11/12



Abrazando a la vida...

Y así de nuevo aquí estoy abrazando a la vida y sacándole la lengua a la muerte... 2 meses me ha tomado el regresar, el volver a sentarme y a ser yo, (o intentar serlo)  a sentir que soy yo la que está escribiendo y no un ente extraño que se apoderó de mi cerebro en el momento mismo en que "lo siento se les paso la anestesia... fueron las palabras del doctor".
Parece que han cedido los dolores de cabeza y los mareos, ya no hay convulsiones aunque estaré 3 años medicada... pero hoy puedo estar frente al ordenador por lo menos un ratito en las tardes...volví a caminar, a cantar y aunque no puedo manejar ni salir sola y aún no recuerdo mucho... se que recuerdo que soy feliz porque se me pega la gana serlo.
Atrás quedaron también muchas cosas, entre ellas los supuestos "amigos" que te buscan solo cuando necesitan algo pero no cuando los necesitas (y necesitar a alguien no es pedirle algo, es simplemente mirarle a los ojos, oír su voz, o sentir un abrazo) he aprendido que la vida tiene muchas caras, muchas risas e infinitas alegrías, abrazos y quereres de quienes hacen un huequito en su corazón para ti, de a quienes les importas de verdad y ven la manera de buscarte y de abrazarte aunque sea con una palabra... de sacarte una sonrisa y tal vez hasta carcajadas llenas de vida!!.  
También aprendí que la muerte tiene sus caras y son tan infinitamente intercambiables, la muerte es tan ególatra como la soberbia de quien dice quererte y sin embargo nunca se acerca aun sabiendo que podía no verte nunca mas.
Eso sirve para cerrar círculos y es una lección importante que la vida nos da para agradecer por el tiempo en que hayan caminado nuestro camino, y ahora es importante que cada quien siga el suyo.

Un agradecimiento infinito a todos los que caminaron conmigo alguna vez y ahora están en otro camino... porque sin ellos yo no sería quien soy ahora. 

La vida sigue... y ahora he regresado a ella... gracias Dios, gracias universo, gracias vida PORQUE AUN SIGO EN PIE...