17/3/16

La ayahuasca en mi vida


Antes de empezar a escribir sobre un tema tan controversial como lo es esta raíz que nos regala la madre naturaleza, he de decir que la medicina (si, es una medicina) NO es para todo el mundo y NO todo el mundo puede entender a dónde nos lleva el resultado.
Antes de que me atreviera siquiera a saber de ella o mucho menos pensar probarla, mi familia y amigos saben que en el 2012 por una negligencia médica dejaron una parte de mi cerebro inflamado, y los dolores de cabeza por 3 años fueron insoportables, una parte de mi vida (literal una gran parte de ella) ha sido borrada como si nunca hubiera pasado, no recuerdo personas o nombres o situaciones que me dicen que pasé, además de todo tenía pequeñas convulsiones que simplemente no me dejaban manejar de noche o estar donde había luces, tuve que salirme de boda de una de mis primas, hice un ridiculo horrible saliendo de la obra de teatro de wicked y muchas veces pasaba también estando dormida, la peor parte fue un zumbido en los oídos constante, día y noche por 3 años al grado de tirarme debajo de mi cama cuando nadie me veía y llorar sin parar, tal vez el sonido del llanto hacía que el zumbido se camuflajeara y así dejarlo de escuchar un rato, me cansé de los neurólogos como un tal Rafael Murillo que se aprovechó de esa vulnerabilidad para querer propasarse conmigo... y delante de su hijo de apenas 2 años... un HDP cualquiera, pero bueno ese no es el tema, me cansé de los cientos de estudios y de los medicamentos que tomaba a diario, un día dejé de tomarlos simplemente porque me cansé y no quería ir a ningún doctor, ahora entiendo que una parte de mi les tenía mucho miedo, una parte dentro me decía que todos eran iguales y que se acabó, simplemente ya no quería medicinas, ni doctores, ni nada, y me acostumbré a vivir con mis abejas zumbando en el cerebro, con los dolores que en ocasiones me daban una tregua y eran instantes de felicidad absoluta, me dije a mi misma que si así tenía que vivir pues así sería y listo. 
Como todos sabemos una enfermedad te lleva a otra y así van uniéndose como una cadena infinita, así en 3 años junté además 2 pequeños tumores en la bubs izq. algunos quistes en la derecha y el asma que he tenido desde niña se hacía cada vez más constante en mi vida diaria, llegué a usar casi 2 inhaladores a la semana y por como soy obvio no le decía a nadie, aunque alguna vez me tocó en un restaurante y no sabía si salir corriendo al ver la cara de mis amigos, las alergias a frutos rojos, cualquier tipo de hongo, polvo, polen, etc se quedaban en mi y pues también me acostumbré a vivir así...

Pues bien después de un resumen de mi salud, mismo que creí importante para poder hablar de mi experiencia con la ayahuasca he aquí lo sucedido.

Mi marido me había contado de un amigo que fue al Amazonas, su experiencia era muy interesante y a él le entró la curiosidad pero no se atrevía y así pasaron meses o creo que un año no recuerdo bien, pero en mayo del 2015 una amiga quien además ha sido mi compañera de vida en muchas ocasiones, parte de mi Anam Cara (no hay mejor definición de amistad que ésta) había pasado por un momento muy traumático en su vida y yo la veía bien, a pesar de todo lo que había pasado estaba realmente bien, un día vino a mi casa y para variar el zumbido no me dejaba y me habló de la medicina del Ayahuasca y como la ha ayudado, yo no entendía bien pero me dije va, ok, nada puedo perder así que apuntame para la siguiente y le hablé al marido y le dije: el 19 de Junio tenemos Ayahuasca no me preguntes más que vamos los dos y pues él le dijo a su amigo que ya sabe del tema quien nos invitó a cenar a su casa y nos explicó todo lo que es, como la preparan, de donde viene, y él y su esposa nos relataron punto por punto su experiencia, yo he de confesar que conforme se acercaba el día me ponía realmente muy nerviosa, al grado que un día antes hablé con mi mejor amigo y le di instrucciones por si algo me pasaba jajajajajajajaja si, así de ridícula puedo ser y sé que pocas personas me entienden y me da risa saberme tan aprensiva cuando de mi vida o de mi muerte se trata.
Y pues desde una semana antes hay que preparar el cuerpo, hacer una dieta evitando ciertas comidas y yo de obediente y apanicada seguí todo al pie de la letra aunque este todo era evitar por completo cualquier medicamento para el dolor de cabeza o el zumbido, creo que fue una de las peores semanas donde pasé varios días tumbada en el piso debajo de mi cama cuando me quedaba sola por la mañana. 
El 19 de junio llegó, pasaron por nosotros los amigos del marido y nos fuimos para allá mientras en el camino no dejaba de preguntar de nuevo todo, y literal temblaba de nervios al grado que me descubrí con una leve convulsión que intentaba controlar con respiraciones.
Llegamos y pusimos nuestras cobijas, sleeping bags etc en donde sería la ceremonia, porque es una ceremonia y de toda la noche! yo no entendía porque y solo obedecí mientras mis nervios al mil se calmaron un poco (solo un poco) al ver a mi amiga y abrazarla.
Ahí empezó la aventura realmente, donde se presentaron los guías Gustavo y Mariana su esposa, Oscar su hermano y su esposa, ahí me dije: ok Sylvia ya estás aquí así que a chingar a su madre y ya veremos que pasa (sorry mi francés pero este se pone muy exuberante cuando me pongo así de nerviosa... y cuando no también jajaajaja) y bueno antes de empezar me consagré mil veces con el pentáculo de wicca (soy wiccana de alma y corazón y creo fielmente en ello) así que mi ancla al aquí y al ahora fueron mis oraciones, dioses y diosas, etc mientras Gustavo y su familia nos explicaron puntos y comas de todo, con tal paciencia que me sorprendió, Empezamos con un tabaco llamado Rape el cual te lo soplan en cada narina (o fosa nasal, como le quieran llamar) con una madre especial que no recuerdo como se llama pero se siente de la chingada, Gustavo fue quien me lo puso y le ayudó mi amiga quien tiene ese don de servir al prójimo como pocas personas en el mundo, confieso que sentí tal amor en su aura, en su mirada, en la forma en como me hablaba para tranquilizarme al punto que me relajé por completo.
Con el Rape me sentí muy mareada por unos minutos pero me ayudó a estabilizar el momento y llegar a ubicarme en el lugar donde estaba, olvidé los pendientes que tenía (llamados hijos) y simplemente cerré los ojos y meditaba dentro de mi para calmar el dolor de cabeza y el zumbido cuando nos dijeron que pasaramos de dos en dos, te incas frente al guía quien te da el ayahausca en un caballito de tequila, pero antes de tomarlo haces una pequeña meditación, donde yo llamé a la madre tierra, a la naturaleza, a Dagda mi dios padre, dios bueno, agradecí por estar ahí, pedí recuerdo bien cerrando los ojos y con el alma en cada pensamiento que si tenía que vivir con ese dolor y esos zumbidos me dieran fuerza para aprender a aceptarlo, recuerdo que sentí como un leve ahogo como si fuera un principio al asma, en ese momento alcé mi ayahuasca y pidiendo en voz fuerte "Por la vida" me la chuté de un trago ya que sabe horrible es poco decir.
Me fui a mi lugar, me senté un rato y empecé a meditar el momento, el porqué estaba ahí, en la oportunidad de probar el poder de la naturaleza, recuerdo que empecé a ver como puntitos de colores y mejor me recosté mientras Gustavo empezaba a tocar la guitarra y cantaba canciones de amor, de vida, de agradecimiento, todo lo que había en ese momento era amor y se podía sentir, literal lo podía tener dentro en cada célula de mi piel, de repente se me revolvió el estómago y ya nos habían dicho que siempre hay una manera de purgar lo que uno tiene dentro, desde llorando, con frío, calor, risas, hasta devolviendo el estómago por lo que todos sin excepción llevamos una cubetita para el mal momento, como estas conciente de todo lo que haces y de donde estás puedes incluso ir al baño si así lo deseas, yo por lo pronto después de devolver el estómago me recosté y algo dentro de mí como si fuera una voz pero que estaba realmente muy dentro de mí me dijo que no volvería a purgar, que ya había purgado mucho en mi vida y no pasaría más, empecé a escuchar el zumbido en el cerebro cada vez más fuerte con un dolor realmente insoportable, juro que empecé a buscar el panal de abejas, creí por un instante que me volvería loca cuando empecé a sentir como si yo fuera el tronco de un árbol, es la cosa más extraña del mundo porque abrí los ojos y sabía dónde estaba, con quién y porqué, pero al cerrarlos de nuevo tenía esa sensación de estar como un árbol, cuando de repente sentí como si las raíces me las arrancaba de un jalón, fue sin duda el peor dolor y la peor sensación que duró no más de 2 o 3 segundos que fueron eternos, pero seguidos de un silencio total... seguidos de un cero zumbido y por más que buscaba dentro de mi propio cerebro no encontré un solo dolor, abrí los ojos y vi a mi amiga tomandome de las manos, sonrió, me puso una loción en la frente con algunas palabras que no entendí y después se fue a su lugar mientras yo me quedaba tratando de ordenar los pensamientos de lo que acababa de pasar. 
Nunca, pero nunca dejan de cantar y guiarte durante toda la noche, no sé qué hora era cuando vi pasar a mi marido por otro caballito de ayahuasca, por un instante escuché la voz que me advirtió no ir por más, tal cual fue un "una más y no despiertas"
Así que me quedé donde estaba repitiendo una bendición que me gusta mucho "por todo lo que ha sido gracias, a todo lo que ha de ser sí... y así lo repetí creo que no menos de 50 veces jajajaja por algo me acordé de mi mejor amigo y lo que le había pedido, cerré los ojos y pude verlo muy claramente, estaba teniendo una pequeña discusión con su mujer, le tomé la mano en silencio y cuando la vi a ella no quise entrometerme ni saber el porqué, se me hizo una falta de respeto quedarme ahí, así que abrí los ojos pidiéndole perdón como si de verdad hubiera estado yo ahí, tomé un trago de agua segura de que ya no purgaría más y de nuevo me recosté escuchando la voz de mi amiga en una canción que habla del ho´ponopono (un mantra hawaiiano que dice: lo siento, perdón, gracias, te amo) y con este mantra volví a cerrar los ojos y me vi dentro de mi cuerpo, podía ver cada órgano dentro de mi, y cada vez que los veía era como si abriera una ventana y dejara entrar un rayo de luz intenso, cuando pasé por lo que según yo eran mis pulmones me dió un poco de temor por el asma ya que era lo último que quería que me pasara en ese momento, pero algo me dijo que estaba bien, que ya no pasaba nada, pasé por mis boobs y recordé los tumores y quistes... dejé que entrara el rayo de luz por todas partes, literal era cada parte de mi, como limpiar con palabras de amor cada molécula de mi cuerpo... no sé cuánto tardé creo que un poco más de lo planeado porque cuando abrí los ojos tenía a Gustavo y mi amiga cantando algo frente a mi, luego de verme sonrieron y se fueron a su lugar.
Cuando la ceremonia terminó cada participante va compartiendo un poco de lo que vivió, terminado de un singular Ahoooo 
Cuando fue mi turno reaccioné que no me dolía la cabeza ni escuchaba el zumbido, di gracias creyendo que solo duraría un par de horas tal vez, pero serían maravillosas, estaba sacada de onda por toda la experiencia vivida y terminé con mi Ahoooo dando el turno al siguiente compañero... 
Cuando fue el turno de Mariana la esposa de Gustavo dijo que por primera vez le asustó ver algo o alguien conmigo y tuvo la sensación de que no me dejaría despertar, yo comenté lo que la voz me dijo al no dejarme pasar por más ayahuasca... fue extraño.

Hasta el día de hoy 9 meses después puedo decir que no he vuelto a escuchar las abejas, puedo manejar de noche sin que las luces me pongan mal, escucho música al sonido que sea cual adolescente, he vuelto a ir a conciertos sin que las luces me convulsionen, los dolores de cabeza se esfumaron por completo, del asma se esfumó, mi doctor me dijo hace 1 mes: No se que fregados hiciste pero estás mejor que nunca, no tienes absolutamente nada. 
Otra cosa rara fue que al contarle a mi amigo lo que había visto y como estaban vestidos esa escena fue real, estaban discutiendo por lo que yo le había dicho y estaban con esa ropa... es realmente extraño lo sé...

Lo único que si puedo decir es que al día de hoy realmente soy MUY feliz... MUY 

-- He vuelto 2 veces más a la ceremonia, las dos trabajé temas muy diferentes, temas que después compartiré...

1 comentario:

Esme dijo...

Amiguita, que historia mas interesante.