21/2/13



Cuando te haces mayor vas aprendiendo que las cosas son mas fáciles de lo que solían ser cuando te estresabas por todo lo que pasaba a tu alrededor, desde tonterías porque si una amiga se molesta o si a un familiar no le parece lo que dices o escribes.
Todo esto se van volviendo palabras sin sentido y momentos completamente olvidados, el darte cuenta de la importancia que es el tener una vida propia sin preocuparte por nada de lo que sucede con tus actos siempre y cuando sean para bien y nunca dañes a nadie es algo mas que centrado en el universo y el cosmos de mi existencia.
Creo que últimamente estoy mas centrada en estar feliz y aprovechar cada segundo de vida que en lo que sucede a mi alrededor.
Tal vez puede sonar egoísta pero cuando se ha abrazado a la muerte... una ve la vida de diferente manera.
Por ahora solo se que vivo el segundo y el minuto tan intensamente... que me da miedo que Dios pueda descubrirme.

3 comentarios:

Ramón María Vadillo dijo...

La última frase es para enmarcar, todo un propósito. Beso

Violeta dijo...

muy bien pensado,sé feliz y sigue con tus escritos
cuidate

TORO SALVAJE dijo...

Es tal como dices.
Una experiencia así recoloca todas las emociones.

Besos.