10/3/10


Mi niña te hablo con el alma y te grito en silencio, tantas cosas q pasan en segundos y tantos recuerdos escondidos q se vuelven un regalito cuando vamos abriendo esas puertas, hay momentos q necesito ser parte de este mundo y abrazar mi tierra y mi gente, pero hay otros q daria la vida entera por volar tan lejos y esconderme en nuestro palacio de cristal, dime tu, mi niña, q no he cometido errores, dime tu, mi niña, q todo pasa por algo y q vas a ayudarme a arreglar el mundo enterito, ahora dime tu, mi niña, q volveré a esconderme en nuestro palacio y gritare fuerte al viento cuantas ganas tengo de seguir comiendome al mundo de una sola mordida!!

1 comentario:

emilio dijo...

Cómete el mundo... es lo que hay que hacer. Nunca huir ni derrumbarse.

Un abrazo.